seguridad en intermetLos servicios de correo electrónico como Outlook, Yahoo! Mail y Gmail disponen de una serie de medidas para la protección de sus usuarios. Sin embargo, el grado de seguridad de nuestro correo electrónico depende en gran medida de cómo nosotros cuidemos de él. Te presentamos algunos consejos recomendables que deberías poner siempre en práctica, para tener tu correo lejos de las zarpas de intrusos y que puedas decir que es más seguro que una caja fuerte de máxima seguridad.

  1. Cuando te registres, crea una contraseña que sea SEGURA. Para muchos es fácil poner el nombre de su hijo, pareja, perro, y salen cosas del tipo Andrea2005 o Martina1977, Antonio86… Pero un hacker que se ponga a cotillear un poco sobre tu vida antes de intentar abrir tu contraseña, sabrá por dónde empezar a buscar. Intenta elegir una contraseña elaborada, usando minúsculas, mayúsculas, y cifras, de entre 6 y 10 carácteres. Inventa palabras, no tienen que tener sentido nada más que para ti (por ejemplo, Totocoroto@12A27, ni idea de lo que significa, me lo acabo de inventar, pero me gusta cómo suena así que será difícil de descifrar.
  2. Una contraseña por cuenta de correo. Parece obvio, ya que si alguien descubre la contraseña de tu cuenta, lo primero que va a hacer será probarla con el resto de cuentas. Sé que es difícil hoy en día y que como estás registrado en 2000 y pico páginas, probablemente no eres hipertimésico, así que te recomiendo que por lo menos juegues con 3,4 contraseñas distintas.
  3. Cambia de contraseña habitualmente. Aunque sea para las cuentas más importantes (la del banco, la del correo…), deberías de cambiar cada tres meses como mínimo la contraseña. Usa periódicamente el juego de 3 o 4 contraseñas o invéntate una regla para el cambio de contraseña (cambiar cada letra por dos posiciones más en el abecedario y a cada número restarle siempre , por ejemplo). Así te será más fácil recordar.
  4. Cierra sesión cuando acabes. Si estás en tu ordenador personal… tú decides; pero si estás en CUALQUIER otro ordenador, es un imperativo, ¡cierra sesión! Aunque sea el ordenador de tu más querido amigo del alma, nunca sabes quién más lo puede usar.
  5. Vincula tu correo a otro. Aunque hoy en día también sirve el teléfono móvil para recuperar tu contraseña, puede que algún día cambies de número de móvil.
  6. Aunque suene viejo o antiguo escribelas en algún papel a mano, de esta manera si se daña tu compu, se pierde, te la roban o cualquier otro caso tendrás tus claves para entrar y cambiarlas nuevamente.

Siguiendo estas pautas, sería bastante difícil que alguien se tomara las molestias en intentar acceder ilegalmente a vuestro correo.

Aunque existen sitios webs o programas que te ayudan a hackear Gmail gratis por ejemplo, podemos usar estos programas para ver que tan fácil es entrar a nuestras cuentas de correo electrónico, así mismo encontraremos programas para yahoo, facebook, outlook, etc.

POngamos mucha atencion a los consejos que te dimos en este articulo para que en un futuro no estés con problemas de que entraron a tus cuentas de correo electrónico.